Pintura industrial

Con la Pintura Industrial protegemos los diferentes soportes de las agresiones, físicas o químicas, a las que puedan ser sometidos y conferimos a las piezas o espacios un mejor acabado con un aspecto estético que incrementa su valor añadido.

Pintura de pavimentos

Cuando se requiere pintar un pavimento, hay que buscar el tipo de pintura más adecuada para éste. En el caso de los pavimentos, además, hay que analizar el tipo de sustrato (hormigón, cemento, acero, etc.) y en el grado de resistencia que se quiere proporcionar al acabado.

Las denominadas pinturas acrílicas, también llamadas “para suelos”, son apropiadas en superficies con tránsito moderado, como el que soportan pistas deportivas, sótanos, zonas de paso. Las posibilidades estéticas de estos productos son mayores ya que la carta de colores es extensa, pero su resistencia y durabilidad en el tiempo es de tipo medio.

Pintura acrílicas al agua

Son pinturas que se diluyen con agua. Las pinturas acrílicas al agua ofrecen buena resistencia mecánica y química, son decorativas y se usan para pavimentos interiores y exteriores de hormigón, cemento, pavimentos asfálticos y otros materiales de construcción, en condiciones, siempre, de tráfico moderado.

Pinturas acrílicas al disolvente

Son pinturas que se diluyen con un disolvente, o diluyente, específico para pinturas acrílicas. Existe una gran variedad de productos basados en resinas acrílicas disueltas en disolventes específicos, que abarcan campos tan distintos como el pintado de carreteras, pavimentos, acero, metales ligeros, aleaciones, etc… En general proporcionan acabados de muy buena durabilidad y se usan tanto en interior como exterior.